sábado, 27 de febrero de 2010

LA VERDAD DE NADA


Comencé a escribir hace dos años. Entonces no me daba cuenta de que no sabía describir los ambientes y los escenarios y que, además, carecía de oficio. Tenía mi propio estilo, eso sí, y mucha imaginación. Mi amigo el poeta Francisco Aranda dice que mis relatos se leen sin sentir, que tienen fluidez. Creo que lo escribo tiene el mérito de no ser el fruto de ninguna influencia ni de ninguna escuela. Desconozco el método. Escribo como quiero: sin pretender NADA y sin intentar NADA. Las cacofonías no me importan ni las corrijo. Me interesa la elipsis aunque no tengo claro como se escribe ni lo que es. Pero lo intuyo y es suficiente.He leído en algún blog literario que grandes escritores lo han llegado a ser sin tener estudios superiores ; sin más maestro que su talento. Paradojicamente, esos blogs promueven el negocio de enseñar a escribir.


La creatividad no existe: Todo está creado porque en el Universo sólo hay un Creador. Espero que sea una forma de hablar. Si es así, creo que la escritura puede ser creativa se escriba lo que se escriba. Hay redactores del BOE que son creativos y escritores creativos que son aburridamente vulgares.


No pretendo ser una gran escritora ni creo tener tiempo para llegar a serlo. Pero soy única. Estoy sin contaminar. Hasta la fecha he escrito diez relatos y he obtenido cuatro premios literarios: Dos primeros y dos segundos premios. De mis doce relatos once han sido finalistas. No me gustan las estadisticas pero creo que viene a ser más del noventa por ciento de acierto, o de éxito. O posiblemente es que la flauta suena mi para por casualidad con demasiada frecuencia. Ahora estoy a punto de que una editorial me publique un libro.


Una escritora excepcional me animó cuando leyó mi primer relato y ha estado corrigiendo mis faltas de ortografía (despistes) hasta hace poco. Gracias a ella sigo escribiendo aunque nunca me ha dado un consejo ni ha corregido nada. Agradezco su delicadeza y su respeto. Y espero que si alguien que lea estás líneas pone en duda lo que digo, o se mofa, ella tenga la gallardía de corroborar que no miento. Dice que mis escritos rozan la genialidad. Puede que mienta y que exagere pero me ha dado confianza. Aunque está claro que no la necesito.


A todos los humanos nos pierde la vanidad, a todos; algunos lo disimulan pero se les ve el plumero. Prefiero pregonar a los cuatro vientos lo que opino sobre lo que me está sucediendo que hacer el esfuerzo vano de mostrar falsa humildad.

Me gusta lo que escribo, tanto me gusta que, como Narciso, un día voy a sucumbir sumergida en la lectura de mis ingeniosas ocurrencias.


Hoy me ha dado el punto y estoy expresando lo que a a otras les gustaría decir pero no se atreven porque quieren mostrarse "politicamente correctas" y seguir la corriente a la gente corriente.

Lo bueno de todo esto es que, en verdad, no soy NADA.

9 comentarios:

  1. Ojalá que tengas mucha suerte
    con el libro,si ocurre como
    con los relatos el éxito está
    asegurado.
    Me gusta la frescura y espontaneidad
    con la que escribes.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Natàlia Senmartí Tarragó dijo...
    Se coló un gazapo, yo suelo equivocarme y más con un rollo tan largo, disculpa. Decía:

    Para NADA te cortes Nada, haces bien.
    Tienes el EGO alto, esto ayuda, te felicito.

    Mencionas premios y éxitos, más felicitaciones, no por halago, de verdad, aunque a mí me daría corte enumerarlos, me parece un elogio de una misma que me sonrojaría, cada cual...y acabas diciendo, que en verdad no eres NADA, pues NADA parece mucho según lo que describes más arriba.

    Aciertas, según lo veo, al decir que no es preciso título ni master para escribir, ejemplos de buenos escritores y escritoras hay a cientos sin licenciarse, que eso no otorga otra cosa que información (nunca sobra) y cierta tenacidad por lo de sacarse los estudios. Miguel Hernandez, por ejemplo, abandonó la escuela en primaria, era pastor, et.

    La falsa humildad o falsa modestia buscan el reconocimiento, el aplauso, la conmiseración, son lamentables.

    Dices que no existe la inspiración, ahí discrepo, mi forma de ver la inspiración es un chispazo, una idea que acude, una sugerencia, un recuerdo, un paisaje...tantas cosas, pero la inspiración no sirve ni fragua sin esfuerzo al ponerla por escrito, no existe sin auto exigencia en cada palabra, así la veo, sumada a la imaginación, otro motor. Personalmente opino que en mis relatos no asoma, ni por asomo, el Creador, si algo saca la nariz, es mi mundo, lo que me rodea, lo que fue y lo que es, lo que me inquieta o seduce, y mi forma de ver todo eso.

    No tienes influencias, eres única, sin contaminar, pregunto ¿con eso quieres decir que no sueles leer a otros y otras?, es tu elección, yo no podría estar sin leer lo que otros quieren transmitirme. Para eso también existen estos blogs.
    Creo que aquello que escribimos no está libre de "contaminación", porque nada nuevo existe bajo el sol, en literatura, pintura, cine... ¿Acaso tú escribes para que no te lean? ¿Publicas sin ánimo de ser leída? Un contrasentido, porque si tú quieres ser leída los demás desean lo mismo desde siempre. Y eso influye porque no leemos sin captar, y se filtran maneras y estilos que aunque no nos percatemos, nos quedan en el subconsciente.

    Leer no quiere decir copiar o imitar premeditadamente, más bien enriquece y siempre se aprende. Bajo mi opinión, jamás se acaba de aprender ni de dudar, siempre dudo y corrijo y nunca estoy segura. Es mi forma de ser el dudar.

    La vanidad no me ataca, lo que yo escribo no es una obra maestra, ni soñarlo. Me gusta lo que escribo y disfruto, incluso sufro escribiendo, pero acepto que no soy "el no va más!, tengo que esmerarme, hacerlo mejor, de eso sí que estoy segura, y también de que cada día lo hago mejor, tampoco lo niego. Me es imposible estar un día sin escribir.
    No llevo plumero, no disimulo ni un pelo y la vanidad no me pierde, también soy absolutamente sincera. Es más, agradezco las críticas siempre que sean sin atacar personalmente, explicando el porque sobre la dicha crítica, el respeto hacía el compañero o compañera es básico, no podemos herir ya que cuando escribimos ponemos sentimientos y esfuerzos. Es muy de agradecer contar, como tú, con una amiga experta que te alienta desde el más profundo respeto, otorgándote confianza, hasta decirte...que rozas la genialidad !casi nada! Pero tú, !qué bien! no necesitas ni su reconocimiento, está claro.
    Vigila lo del narcisismo, ya sabes como acabó aquel bello joven de tanto mirarse en la superficie del estanque...no vayas a sucumbir.

    NADA, ha sido muy interesante leer lo que expresas, eres valiente, directa, te muestras sin tapujos, segura, lo respeto mucho y te saludo !ave! Espero que publiques esa obra, yo estoy en lo mismo.

    NADA, tengo ganas de leer alguno de tus únicos e ingeniosos textos. Entonces, podré ver, si bajo mi opinión, siempre cuestionable, tienes razón. Miraré en el archivo de tu blog y te digo algo.
    Un beso cariñoso desde el quinto pino andorrano, y perdona lo dilatado de este comentario.

    ResponderEliminar
  3. PARA MARISA:
    Eres muy amable. Gracias por tu apoyo.
    NADA

    ResponderEliminar
  4. Así me gusta.
    Soy sincero al decirte que no esperaba este perfil.
    Me enorgullece seguir tu blog pues aporta un estilo y una personalidad de la que otros muchos carecen.
    El universo es un continuo proceso de creación - decreación y todos formamos parte de el. Cada uno de nosotros lo expresa como puede, con mayor o menor acierto, con fluidez o tartamudez, en blanco y negros colores.
    Un fenómeno común todos presentan matices.
    "vanitas, vanitatis omnia vanitas" decían los romanos y esconderla es pretender convertirnos en camaleones disimulados en el paisaje.
    Una vez más me alegra haber aterrizado en tu blog.
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  5. Da la sensación de que te das por aludida, si así fuera te aseguro que no estaba pensando en ti cuando reflexionaba.
    Entiendo que los historiadores son gente rigurosa en la interpretación de los textos, en la precisión y en la expresión. He releído el mío y no encuentro la palabra inspiración ni ninguna referencia respecto a ella, así que no discrepamos.

    Debo de ser consecuente con mi postulado y repetir que me encuentro en el proceso de “desaprender”. Ello quiere decir que he leído y estudiado mucho pero que ahora leo poquísimo y procuro estar lo menos informada. Para mi los blogs son un instrumento para mantener un dialogo inteligente con quien entiende lo que quiero decir. Al afirmar que estoy libre de contaminación me refiero a los métodos, a las enseñanzas de cómo se debe escribir.
    Publico en el blog porque me gusta provocar. Me pasa exactamente igual que a ti: Detesto la vulgaridad y a los mediocres.

    Mi amiga no es una experta: Es excepcional y única escribiendo. Imagínate... ¡es mejor que yo! Pero es humilde y así le va.
    Sería sublime acabar como Narciso. Si ya soy NADA que cosa peor me puede suceder.
    Lo que me van a publicar no es una obra, es sólo, un libro lo cual es bastante para el poco tiempo que llevo en esto. Yo no estoy “en ello” porque ya está en la fase de impresión. Te aseguro que no tendré la mala suerte de que el editor se arruine o que la imprenta se queme. En tal caso, hay más editores y más imprentas.
    Según te expresas entiendo que te asomarás a mis textos para ver si tengo razón pero no para solazarte y disfrutar leyendo. Es decir, partes desde los prejuicios previos. Así no te gustaran y no tendrás la humildad de reconocer mi talento. Yo no digo que escribo bien, lo que me está sucediendo puede que sea un muestra de la ineficacia de los jurados y del poco olfato de una editorial. Yo sólo digo que me gusta lo que escribo y que los hechos me están dando la razón. Dices que tienes ganas de leer alguno de mis únicos e ingeniosos textos ¿No te parece original e ingenioso el que estás comentando? Y si no te lo parece, ¿entonces por qué a captado tu atención y afirmas que es muy interesante?
    Con toda sinceridad y con el respeto que me merecen tus conocimientos, te digo que para mi es honor que una persona de reconocida formación académica se haya extendido tanto en un comentario. Es una prueba más de mi valía. Y de mi habilidad para atraer la atención. Mi editor dice que, a fin de cuentas,se trata de eso.
    Un beso desde las orillas del Estrecho de Gibraltar.
    NADA

    ResponderEliminar
  6. ACLARACION:
    El texto anterior va dirigido a
    Natàlia Senmartí Tarragó

    ResponderEliminar
  7. PARA JOSE IGNACIO
    Desde que leí tu primer comentario en mi blog intuí tu madurez y tu saber y supe de tu mesura. He puesto el dedo en la llaga y cebado el anzuelo para que entren al trapo las verdaderas prepotentes. No hay prepotencia ni vanidad en mis palabras sino legitimo orgullo. Así lo has entendido tú, que si eres inteligente. Vuelve por aquí cuando quieras y ayúdame a crecer con tus sabias palabras.

    Un fuerte abrazo de NADA

    ResponderEliminar
  8. Gracias Nada por las aclaraciones, por NADA gracias, no niego tu valía, ni tu ingenio, te leo, ya lo he hecho y he opinado en el lugar del texto. Por favor, no mentes academias ni títulos personales, que yo no cito para nada ni ganas. Repito en eso no nace, para nada, escribir bien como tu lo haces. A fin de cuentas se trata de atraer la atención, sin embargo yo te comenté por nada, por pura sinceridad, por llamarte la atención con mi habilidad. Pero la sinceridad de decir lo que una piensa, lo veo, provoca adversas reacciones, mejor me callo, no opino, no digo NADA. Pero antes añado:
    No necesariamente los dialogos en los blogs o donde sea, parten de entender lo uno escribe, ni dejan de ser inteligentes aquellos que discrepan o no entienden ¿para qué entablar diálogos que son monólogos o adulaciones? La provocación que te encanta, nutren la polémica, buena cosa ¿o no? ¿Amén?
    Me otorgas prejuicios de antemano ¿dónde digo que no me parece original e ingenioso lo que leo? Tú respondes por mí, dices que como no me gustarán tus textos, no tendré la humidad de reconocer tu talento. Lógicamente, después de haberte leído, no antes, tengo humildad y reconozco tu talento, te adelantaste pensando por mí. Lo que consta en esta entrada, no me parece un texto literário, es una declaración de intenciones, yo me refería a leer una narración, una ficción, ¿me explico?
    Bsito andorraníl.!Ave!

    ResponderEliminar